Star Wars Revolution
Star Wars Revolution


¡Bienvenido a SWR!, el foro de Rol interpretativo de Star Wars donde podrás experimentar al máximo este lejano, muy lejano universo.

Eres nuevo y no sabes por donde empezar? ------> Cliky.

¡Ah!, y no olvides presentarte en Sociedad o cosas horribles le pasarán a tu personaje U_U. Cliky.

Disfruta y Diviértete, pues todo esto está hecho para el goce de todos.

¡Saludos!

Examen Teorico-Practico. Sala 241 [Mithrandyr]

Ir abajo

Examen Teorico-Practico. Sala 241 [Mithrandyr]

Mensaje por tigresj el Lun Jun 22, 2009 5:47 pm

.:: Todos aquellos sensibles a la fuerza pertenecientes a la Orden Jedi presentarse aquí para su evaluación. De aprobar podrán obtener el Rango de Padawan Jedi, y poder comenzar su camino con un maestro en el momento que este disponible, o en casos especiales, recorrer su camino como padawan hasta alcanzar la experiencia suficiente para convertirse en caballero Jedi ::.
avatar
tigresj
Maestro Jedi
Maestro Jedi

Cantidad de envíos : 665
Fecha de inscripción : 24/04/2009
Edad : 34

Hoja de Personaje
Habilidades/Dotes/Poderes:

Ver perfil de usuario http://swrevolution.activoforo.com/la-orden-jedi-f60/larbi-moham

Volver arriba Ir abajo

Re: Examen Teorico-Practico. Sala 241 [Mithrandyr]

Mensaje por tigresj el Lun Jun 22, 2009 5:49 pm


Entre pasillos y habitaciones, se encuentra el lugar donde se llevará a cabo el gran cambio para muchos jóvenes. El lugar, rectangular entre sus paredes, parece no esconder mas que varios recuadros de pelea y algunos asientos en su parte trasera a la entrada. Los alumnos van tomando asiento a medida que sus pasos los guían al lugar, esperando con ansias que el examen de comienzo.

Al cabo de un buen rato la esbelta figura de un hombre de edades desconocidas mas que por la sospecha de su blanquecina barba, se enfrentó a los jóvenes con mirada firme y decidida. - Hoy jóvenes estudiantes se llevará a cabo el momento mas importante hasta ahora de sus vidas. La prueba que marcará el inicio del verdadero camino de un jedi. La prueba, pues, que demostrará que sus enseñanzas les han hecho dignos de portar el legado de la Orden Jedi - Relataba con sabiduría el hombre, con la certeza de haber meditado cada palabra de su discurso en vistas de ser entendido a la perfección por todos los allí presentes.

- La primera prueba consistirá en interpretar de manera adecuada el código Jedi, exponiendo un ejemplo de cada frase. Tened en cuenta que la comprensión de nuestro código es la doctrina que nos guiará por el buen camino...el camino de la fuerza - Resaltaba el Caballero Jedi Mohamed con semblante ejemplar, que por orden del consejo jedi, se haria cargo de examinar a los alumnnos, mientras comenzaba a ceder la palabra a los primeros en la fila para que empezara la prueba.

Uno a uno se iban sucediendo con suma parsimonia y respeto, si bien se podía resaltar el estado de nerviosismo del que eran víctimas ante semejante momento de sus vidas. Todo sucedía...el turno de Mithrandyr Dulain llegaba...





[Prueba: El objetivo de las pruebas para Padawan es evaluar tu narrativa e interpretación. Esfuerzate en ello y obtendras buenos resultados. ¡Suerte!]


Última edición por tigresj el Lun Jun 22, 2009 10:00 pm, editado 1 vez
avatar
tigresj
Maestro Jedi
Maestro Jedi

Cantidad de envíos : 665
Fecha de inscripción : 24/04/2009
Edad : 34

Hoja de Personaje
Habilidades/Dotes/Poderes:

Ver perfil de usuario http://swrevolution.activoforo.com/la-orden-jedi-f60/larbi-moham

Volver arriba Ir abajo

Re: Examen Teorico-Practico. Sala 241 [Mithrandyr]

Mensaje por Mithrandir el Lun Jun 22, 2009 9:04 pm

Mithrandir, tras escuchar a su expaminador, se arrodilló y se dejó caer hacia atras, sentandose sobre sus muslos. Inclino la cabeza hasta que su mentón tocó su pecho y cerró los ojos. Ahora, más que nunca, necesitaba concentrarse. Necesitaba liberar su mente de toda preocupación y centrarse en el tan estudiado Código.

Repaso mentalmente, durante un par de minutos, las cinco premisas del Código que regían la vida de un Jedi. Pensó muy bien las palabras con las que comenzaría su discurso, pues sabía bien que de cómo expusiese y explicara el Código Jedi dependía su primera prueba para convertirse en una aprendiz de Jedi. "La Fuerza guiará mi mente", pensó para acabar su meditación. Inspiró lenta y profundamente, para luego espirar el aire, notándo como discurría por sus pulmones, garganta, su boca... Abrió los ojos lentamente y alzó la mirada hacia su examinador, el cual esperaba pacientemente. Tranquilo, y con tono sereno, comenzó su discurso:

- El Código Jedi, fundamentado en la más profunda comprensión de la Fuerza, es aquel que guía cada momento de la vida de un Jedi. Un usuario de la Fuerza jamás debe dudar, sino actuar conforme al Código. Así conseguirá que nunca, por muchos menesteres que le depare la vida, se volverá a sentir sólo, ya que el Código Jedi que rige sus pasos, y por ende la Fuerza, le acompañarán allá donde vaya. - hizo una pequeña pausa, casi inapreciable y continuó.

- Con el Código como principal herramienta, el Jedi debe servir a la Galaxia como Guardianes de la Paz de todos y cada uno de los seres vivos de este mundo. Gracias al Código y a la Fuerza podremos servir fielmente a nuestros Maestros y a la República, para que la paz reine hasta el fin de los días.

- El Código que guía nuestros pasos certeros, por este turbulento mundo, consta de cinco principios fundamentales, cinco pilares que erigen y sostienen a la Orden Jedi: el primero dice así:

- No existe emoción, sólo existe paz. Estoy seguro de que éste principio es el más malinterpretado de todos. Los Jedi, en contra de los que muchos piensan, no creen que la emoción no exista. Que un Jedi niegue la existencia de algo tan tangible como las emociones es como si niegue la existencia de la Fuerza que nos une a todos por igual. Con este principio se intenta guiar al Jedi por el camino correcto. Para ello el Jedi debe ser consciente de sus emociones y sentimientos, conocerlos y controlarlos. Control de sus emociones, es la piedra angular de este primer principio. Un Jedi debe saber controlar sus emociones, suprimirlas cuando sean necesarias y dejar que afloren cuando deban aflorar. Los Jedis más poderesos son aquellos que son capaces de dominar las emociones más fuertes, porque pobres de aquellos que se dejen arrastrar por el apego, los celos o el odio, pues serán irremediablemente arrastrados hacia el Lado Oscuro. Cuando el equilibrado Jedi sea capaz de mantener separados sus decisiones y sus emociones alcanzará la Paz más pura, que será canalizada, a través de sus acciones a toda la Galaxia. Por ello no existen las emociones, porque deben ser reprimidas cuando la razón actuar.

- No existe ignorancia, sólo existe conocimiento. Segunda premisa que incita al Jedi en todo momento a ampliar sus conocimientos. Un Jedi nunca debe sentirse satisfecho con su actual concepto del Universo, siempre debe aprender, experimentar y adquirir nuevos conocimientos. Por extensión a este principio, el Jedi siempre debe conocer a todos aquellos que lo rodean, ya que forman parte del Todo del Universo. Un Jedi empático con sus congéneres será un Jedi justo y behemente, capaz de infundar la paz a todos los que le rodeen. Éste principio tambien nos incita a no ser arrogantes ni altivos, pues por muchos conocimientos que un Gran Maestro Jedi posea, todos los días aprenderá algo nuevo de un Younling.

- No existe pasión, sólo existe serenidad. Este es un principio que nos demuestra la importancia del primero de todos, ya que, a mi juicio, es una extensión más para entender y aprehender las habilidades necesarias para controlar las emociones, que tan importante son que permanezcan en un segundo plano par aun Jedi. Como ya dije antes, la pasión no es más que una emoción, un sentimiento descontrolado. La pasión, la ira, el odio, el miedo. Son los extremos Oscuros del Amor, la Paz, el Cariño, la Felicidad. Como elementos oscuros no son permitidos en la vida de un Jedi, ya que lo conducirán al Lado Oscuro sin dilación. Una vez eliminados estos dañinos extremos todo lo que nos queda es Paz, es la serenidad absoluta donde los pensamientos del Jedi se guiarán irremediablemente hacia la consecución del Bien Supremo, para el servicio de toda la Galaxia.

- No existe caos, sólo existe armonía.Todo en esta vida tiene su contrapunto. Éste mundo en el que nos ha tocado vivir está sumido en el caos: guerras, asesinatos, destrucción. La Fuerza llora por el sufrimiento de todos los seres que en ella están imbuidos, y debemos acudir en auxilio de la Fuerza, a la que tanto debemos. Como decía, cada concepto tiene su opuesto, y lo radicalmente opuesto al caos que reina la Galaxia es la Orden Jedi. Debemos ser los caballeros de la Luz que contrarreste esa constante energía caótica que intenta separar al mundo, debemos vencerla con ayuda de la Fuerza para unirnos todos en uno sólo. Así, todos formando un único ser con la Fuerza, es como se alcanzará la Armonía, que no es otra cosa que la Paz entre todos nosotros, objetivo único de nuestra Orden.


- No existe muerte, sólo existe la Fuerza. Para alcanzar la vida plena y armoniosa que nos llevará a la Paz Eterna debemos vencer a la muerte, acogiéndonos a la Fuerza. Para un Jedi no debe existir la muerte, sino la unión eterna con la Fuerza. No nos llevemos a confusión: no estamos intentando buscar la inmortalidad, pues es un objetivo fundado en el egoísmo. El egoísmo nos llevará al odio y éste, inexorablemente al Lado Oscuro. No buscamos la inmortalidad física, sino la inmortalidad a través de nuestros actos. Buscamos influir en la vida de los demás, para llevarlas a alcanzar la Paz. Por ello, un Jedi conectado fuertemente a la Fuerza nunca morirá, pues su mente, sus enseñanzas, su recuerdo, su Alma, quedará ligada por toda la eternidad a la energía más pura que da forma al Universo: la Fuerza.


Tras aquel largo discurso, que había salido del corazón de aquel Jedi, había sido moldeado por su serena mente y había sido guiado por la Fuerza, Mithrandir volvió a inclinar la cabeza, cerrando los ojos y apoyando sus manos sobre sus rodillas incadas en el suelo. Y en esa postura, que reberenciaba a aquellas sagradas palabras que acababa de salir de su boca, sin duda nacidas en el corazón de la Fuerza, esperó hasta que su examinador le indicara el próximo paso a seguir,


- Un paso más cerca de tí, Madre. - susurró Mith, mientras una pequeña lágrima resvalaba por su mejilla derecha.

_________________





avatar
Mithrandir
Caballero Jedi
Caballero Jedi

Cantidad de envíos : 389
Fecha de inscripción : 10/06/2009
Edad : 32
Localización : Dantooine

Hoja de Personaje
Habilidades/Dotes/Poderes:

Ver perfil de usuario http://swrevolution.activoforo.com/jedi-gris-f69/mithrandir-dula

Volver arriba Ir abajo

Re: Examen Teorico-Practico. Sala 241 [Mithrandyr]

Mensaje por tigresj el Lun Jun 22, 2009 10:09 pm

Off-Rol: Muy buena interpretación del codigo. Continuamos.


ON:

Uno a uno los estudiantes se fueron sucediendo en total concordancia y cooperación. Si bien era claro que el férreo peso de la circunstancia dejaba mella en algunos, otros ya mas calmos ante el continuar de la prueba se iban relajando con sutileza. Código tras código la melodía de la profundidad resonaba, algunos lo interpretaban de una manera mas teórica, denotando su esmeros estudios; mientras que otros, mas envalentonados, se aventuraban a darle una explicación un tanto mas personal, mas intuitiva, mas práctica.

El Caballero Examinador Mohamed observaba con presencia el devenir de aquellas palabras, mientras por su mente no podía evitar recordar aquellos momentos de su juventud cuando aún el nerviosismo del inexperto tocaba su corazón con fuerza. Una leve sonrisa se escapó sobre sus comisuras, disimulándola lo mas que pudo.

Si bien eran tiempos donde la población jedi se encontraba en sus índices mas bajos luego de la Gran Guerra Hiperespacial, y La República los necesitaba con urgencia, no se podía exceptuar ciertos métodos del riguroso entrenamiento de un estudiante. La educación básica es la base del camino del Jedi, sin una correcta enseñanza el futuro puede peligrar de manera estrepitosa, pues una gran responsabilidad pesa sobre la espalda de cada Adepto a la Fuerza.

El Caballero podía percibir como la fuerza guiaba, susurraba a los oídos de los estudiantes, en especial a aquel joven de raza mestiza, podía sentir como era alguien realmente sensible a ella. Mithrandyr Dulain expuso su interpretación y cedió el paso con calma, pero el experimentado caballero jedi se quedó observándole durante algunos segundos, podía percibir ciertos sentimientos extraños dentro de él...qué era?...dudas? desesperación?...no puede ser, está prohibido en la orden.

Y la primer prueba llegaba a su fin. Despejando su mente para ponerse a tono con lo que estaba por venir se posicionó con firmeza delante de los alumnos y comenzó. - Muy bien, todos habéis interpretado con personalidad al código Jedi...los felicito. Pero ahora llega una parte mucho mas complicada....la evaluación práctica - Esbozó como preámbulo el experimentado jedi, mientras caminaba por la sala recorriendo los distintos cuadros de pelea que se distribuían geométricamente en ella.

Un breve silencio que permitió el discurrir de su recorrido y prosiguió. - Como tantas veces habrán entrenado aquí, ya conocerán estos pequeños ring de batalla. Pero tened en cuenta una cosa, en realidad, por desfortuna, tendréis que enfrentaros a muchas adversidades dispares, es propio de un jedi intentar evitar la lucha por todos los medios posibles, pero hay veces que eso no es posible, y para entonces debéis estar preparados - Una bocanada de aire y volvió al ataque. - Se distribuirán en grupos de 3, y lucharán entre ustedes hasta que solo uno quede inconciente o haya salido del ring. Recordad, la Paz es nuestra espada - Sentenció el hombre con sabiduría y cierta parlotearía. Pero bueno, siempre era mejor que sobrase a que faltase.

Una vez posicionados y distribuidos todos equitativamente por la luminosa sala, comenzaría el combate que decidiría el resultado final de su prueba. Todo estaba ya listo y preparado. - Comenzad! - Esbozó el examinador mientras cerraba los ojos para poder percibir los movimientos de todos los allí presentes con suma concentración, era preciso observar que ninguno hiciese trampa alguna.




[Prueba: Tendrás que enfrentarte a 2 compañeros al mismo tiempo, ser capaz de controlar tus emociones, estos se ensañaran contigo por tu relación amistosa con el examinador. Así que los dos se asociarán para intentar dejarte fuera de "juego". Narra como logras triunfar ante esta adversidad y como influye ese ensañamiento en ti. Inspírate, es la última parte. ¡Suerte!]
avatar
tigresj
Maestro Jedi
Maestro Jedi

Cantidad de envíos : 665
Fecha de inscripción : 24/04/2009
Edad : 34

Hoja de Personaje
Habilidades/Dotes/Poderes:

Ver perfil de usuario http://swrevolution.activoforo.com/la-orden-jedi-f60/larbi-moham

Volver arriba Ir abajo

Re: Examen Teorico-Practico. Sala 241 [Mithrandyr]

Mensaje por Mithrandir el Mar Jun 23, 2009 3:49 pm

Mithrandir se puso de pie y esperó pacientemente a que el resto de sus compañeros terminara su explicación del Código. Conforme iban quedando menos, algo de nerviosismo le fue llegando a Mith, ya que temía la siguiente prueba. Dado a que a devorado muchos libros desde que llegó, la interpretación del Código, que sabía que era la primera prueba, no era mayor problema para él, y se sentía preparado. En cambio, la prueba práctica siempre era una sorpresa, y a Mith no le gustaba lo que no conocía, y se pensaba en desventaja.

Cuando todos los alumnos acabaron, el examinador, aquel Jedi que lo había atendido el primer día de esta aventura, se dispuso a explicarnos la siguiente prueba. Mientras caminaba por los distintos cuadrados de lucha de aquella sala, Mohamed relató que la prueba consistía en un combate cuerpo a cuerpo, donde en cada rectángulo habrían tres estudiantes, y el último que quedara consciente ganaría. Cuando acabó de escuchar esto, Mith no pudo evitar que una leve sonrisa se le dibujara en la cara. Toda su infancia la había pasado con su madre las artes marciales Echani, las cuales, si bien hoy en día se usaban en rituales de danza, eran bastante fáciles de adaptar a la lucha. Se creía en ventaja, pues. Mas Mithrandir no sabía aun lo que se le venía encima:

Fue llamado a uno de los cuadrados junto con otros dos compañeros. Se retrasó un poco para poder observar en el camino a sus dos contrincantes. Al primero lo conocía de algo, aunque no sabía su nombre. Era altísimo y bastante corpulento. Mith no sabía ni que hacía en aquella academia, ya que era lo menos parecido a lo que él tenía en mente como un Jedi, pues era bastante bruto y descerebrado, a su entender. Al otro adversario no lo conocía. Constitutivamente se parecía al joven arkaniando, lo cual podría suponer un problema, ya que sería bastante rápido. Aquellos dos alumnos comenzaron a cuchichear entre ellos, asegurandose que Mith no escuchaba. Y no lo hacía, pues estaba sumido en sus pensamientos, intentando trazar un plan de ataque:

- (Un contrincante rápido y uno lento,) - pensó - (Tendré que idear algo, pues entre sí se compensan. Menos mal que el combate es todos contra todos, pues en un dos contra uno estaría en desventaja.)

Cuando todos los estudiantes estuvieron colocados en sus puestos, Mohamed dió la orden de comenzar. Él estaría supervisando los combates, bien dando vueltas entre los distintos cuadrados, o bien desde una superficie que se elevaba unos metros del suelo, donde podía observar mejor.Ni Mith ni sus adversarios cruzaron palabras. Estaban intentando concentrarse, cuando oyeron la señal abrieron los tres los ojos a la par. Nada más comenzar, Mith adoptó una posición de defensa, con la pierna izquierda casi estirada hacia delante, dejando caer su peso hacia detras en la derecha; el puño derecho cerrado sobre su cabeza y el izquierdo estirado hacia delante. Estaba esperando el ataque de uno de sus compañeros:

- (Ahora os conoceré a fondo, compañeros.) - pensó, recordando las enseñanzas de su madre sobre las Artes Echani, la cual pretendía conocer a su adversario a través de la lucha. Mith aparcó a un lado las emociones de nostalgia que comenzaban a aflorar, y se concentró en la batalla.


Sin saber muy bien que estaba pasando, Mith vió como ambos compañeros comenzaron a correr hacia el para atacar: ¿Cómo un dos contra uno? Esto no está bien... El grandullón asestó su primer intento de golpe, lanzado un puñetazo tosco hacia el pecho o la cara de Mith. Éste lo esquivó facilmente agachándose primer y rodando a la izquierda después. Sus movimientos eran lentos, por lo que eran fácilmente esquivables, pero estaba seguro que sólo uno de ellos bastaría para noquearlo. Después de rodar quedó en una posición de defensa baja, con una sola rodilla clavada en el suelo y los brazos en posición defensiva. Nada más levantar la vista tras roda, Mith vió como su segundo rival se avalanzaba hacia él, lanzándole una patada alta hacia el pecho. El arkaniano no pudo hacer otra cosa que intentar minimizar el daño del golpe situando sus brazos en cruzo sobre su pecho. Gracias a ello pudo amortiguar parte de la intensidad del golpe, pero no pudo evitar salir disparado hacia atrás rodando un par de metros. Mithrandir se levantó lo antes posible, para no encontrarse en desventaja, pero sus compañeros no atacaban, estaban de pie, juntos, sonriéndole:

- ¿Tenéis algo en contra mía? - preguntó Mith al ver esas sonrisas.
- No, nada, nada. - dijo en tono sarcástico el más menudo - Simplemente no queríamos ponertelo tan fácil como lo has tenido hasta ahora. - continuó diciendo, mientras hacía un gesto con la cabeza señalando a Mohamed, que se encontraba en aquella estructura.
- ¿Envidia? ¿Venganza? - dijo Mith tras mirar a quien señalaba. - Ya deberíais saber que esos sentimientos no tienen cabida en el corazón de un Jedi. Ahora tengo una razón más para derrotaros: debo impedir que os convirtáis en Jedi. - concluyó Mith, adoptándo de nuevo la posición incial, esta vez neutra, mientras se concentraba en apartar de su mente las emociones que esos dos le hacían aflorar de su mente. - (La concentración será algo decisivo en esta disputa.) - pensó.


Debía tomar la iniciativa, para no verse sorprendido como antes. Se avalanzó sobre el menudo, a su entender el más peligroso, para intentar dejarlo fuera de juego cuanto antes. Mith le lanzó un par de golpes precisos: el primero con su mano derecha, aprovechando la inercia de la carrera, y el segundo con la mano izquierda, apuntando a su estómago. Su contrincante, habilmente, rechazó el primer golpe con sus dos manos, mientras giraba para esquivar al otro. Aprovechando el giro lanzó un golpe con su codo contra la cara de Mith. Esperando algo parecido, Mithrandir se preparó, agarró el brazo de su rival, y con una rápida llave Echani, la cual consistía en retorcer el brazo, elevarlo levemente y, mediante un giro sobre su pie izquierdo, usar el derecho para acabar de lanzar a su contrincante por los aires. Su contrincante cayó unos metros más allá, aunque aun dentro del ring. El más corpulento a penas había reaccionado, pues todo aquello ocurrió en cuestión de segundos, pero ya se encontraba cerca de Mith, e intentó agarrarlo. Mith una vez más rodó habilmente, le propinó un leve golpe en el costado, que pareció ni sentir, para luego virar sobre su rodilla derecha, aun en el suelo, para hacer un barrido con la izquierda en intentar tumbar a aquella mole. Cuando aquel enorme cuerpo cayó se escuchó fuertemente.

Mith se incorporó para ver como su otro contrincante estaba ya demasiado cerca. Esto es injusto, no puedo yo sólo contra los dos. La mente distraída de Mith ocasionó su primer gran golpe recibido. El menudo de los dos saltó sobre él, y giró para dar una patada con su pie derecho, que Mith rechazó, pero la segunda patada con el pie izquierdo le dio de lleno en el costado izquierdo, haciéndolo caer sobre sus rodillas, sin aire, momentáneamente.


La ira por la injusticia a la que se le estaba sometiendo comenció a aparecer vagamente en su mente. Mithrandir no podía permitir que una emoción así vagara por su ser. La rechazó, recordando las palabras de los grandes Jedi, recordándo el Código: No existe la emoción, sólo la Paz. No existe la pasión, solo la Serenidad. El joven arkaniano, algo maltrecho y haciendo un gran esfuerzo, pues se encontraba aun sin mucho aire, dio un par de volteretas acorbáticas hacia atrás, para caer de nuevo con una sola rodilla incada en el suelo. Había ganado unos cuantos metros. Cerró los ojos y erradicó con esfuerzo esas emociones.

- (La Fuerza es mi aliada, nada temo.) - pensó Mith mientras se concentraba en ella. Los sonidos de los golpes, caídas y gritos del resto de sus compañeros se fueron acallando, hasta que no fueron más que un mero susurro. - (La Fuerza fluye por cada uno de nosotros, moldeando cada cuerpo, haciéndolo funcionar y conectándonos todos a un solo Ser.) - Intentó concentrarse en esa conexión. Quería "ver" con la Fuerza, pues sabía que sus ojos lo engañarían o distraerían. Respiró hondo, había recuperado el aliento completamente. Ahora estaba en paz, la Serenidad lo envolvía. Se concentró en el fluir de la Fuerza a su alrededor para intentar sentir cualquier perturbación. En ese estado pudo sentir levemente los sentimientos de ira de sus adversarios, pero Mith los obvió. Con su concentración actual no era compleja tarea.


Notó de repente como una de esas "iras" se le acercaba. Analizó el fluir de la Fuerza, sintió su perturbación, y "vio" en ella el movimiento de su rival. El puñetazo ahora se le hacía fácilmente entendible. Era como verlo a cámara lenta, por lo que supo exactamente lo que hacer mucho antes que en su estado anterior. Se agachó rápidamente esquivando el golpe, abriendo los ojos. Su compañero ni se percató del rápido movimiento hasta que no fue tarde. Mith aprovechó la inercia del movimiento de su rival para volverla contra él. Agarró nuevamente su brazo derecho, el que había propinado el golpe, mientras que con el otro brazo, el izquierdo, le propinó un buen golpe en las costillas. Tras eso, en un elegante y majestuoso movimiento echani, giró rápidamente, lanzándo hacia delante a su compañero, gracias a la fuerza que él traía, a la vez que con su pierna, tras el giro, golpeó la nuca de aquel joven. Fue a aterrizar con medio cuerpo fuera del cuadrado, por lo que todo se había acabado. Sin embargo, el grandullón parecía ignorarlo, o le daba igual, por lo que cargó sobre Mith que se encontraba de espaldas. Mith no había perdido la conectración, y aun era capaz de sentir esos movimientos gracias a la Fuerza. Dado los lentos y predecibles golpes del otro, pudo planificar sus propios movimientos mucho antes de recibir el golpe. Se echó hacia atras para esquivar el puñetazo rodando hacia atras. Mientas caía tiró del brazo de su contrincante y apoyó los dos pies en su pecho, haciendo palanca para levantar aquel gran cuerpo del suelo. Apoyó su espalda en el suelo para hacer más fuerza, soltando ya el brazo y lanzando al gigante por los aires. Como estaban al borde del cuadrado salío bastante lejos de él. Ahora sí, todo había acabdo.

Mith respiró hondo mientras cerraba los ojos un segundo. Gracias a la Fuerza lo había conseguido. Había conseguido confiar en Ella para rechazar sus emociones más básicas. Ahora más que nunca aprendió lo peligrosas de esas emociones. Comprendió completamente esa parte del Código, gracias a la experiencia de ese examen. Siempre recordará la utilidad de la Serenidad y la Paz, que le habían ayudado a conseguir sentir la Fuerza y vencer sobre sus rivales.

Abrió los ojos, al fin, y se giró buscando la aprovación de su examinador.

_________________





avatar
Mithrandir
Caballero Jedi
Caballero Jedi

Cantidad de envíos : 389
Fecha de inscripción : 10/06/2009
Edad : 32
Localización : Dantooine

Hoja de Personaje
Habilidades/Dotes/Poderes:

Ver perfil de usuario http://swrevolution.activoforo.com/jedi-gris-f69/mithrandir-dula

Volver arriba Ir abajo

Re: Examen Teorico-Practico. Sala 241 [Mithrandyr]

Mensaje por tigresj el Mar Jun 23, 2009 4:32 pm


Al ver como habia acabado el combate, el examinador se colocó en el centro para que todos pudieran verlo. Esbozó una sonrisa, leve, con el fin de romper la tensión que se había formado con el incidente. - "Muy bien jovenes aprendices, ahora os iré nombrando uno a uno y os acercareis a mí para que os dé el resultado de la evaluación" -

Poco a poco los chicos fueron llamados por el examinador, a Mohamed no le costaba deducir ciertas cosas por la cara de los evaluados. Finalmente se giro para mirar a Mithrandyr, en quien pudo ver un apice de nerviosismo.

- "Acércate Mithrandyr" -. El examinador permanecia impasible, sun semblante carecia de emoción alguna, por unos instantes hizo temer a Mithrandyr lo peor. - "Mithrandyr, lo has hecho muy bien, supiste dominar tus emociones, controlar tu instinto y venciste en la adversidad" - Ahora si el examinador esbozó una sonrisa y pudiste ver la sinceridad en su mirada. - "Enhorabuena, Padawan, puedes retirarte" -

LLeno de júbilo Mithrandyr volvió al ring donde estaba antes y se despidió de sus compañeros, deseandole suerte sinceramente para la proxima vez.

Mohamed alzó la voz. - "Mis felicitaciones a los nuevos Padawans, pero recordad que aquí empieza el verdadero camino de la senda Jedi, a partir de ahora deberéis demostrar que sois merecedores del honor que se os ha concedido. Pero ahora es momento de descansar, ya podeis ir saliendo" -
avatar
tigresj
Maestro Jedi
Maestro Jedi

Cantidad de envíos : 665
Fecha de inscripción : 24/04/2009
Edad : 34

Hoja de Personaje
Habilidades/Dotes/Poderes:

Ver perfil de usuario http://swrevolution.activoforo.com/la-orden-jedi-f60/larbi-moham

Volver arriba Ir abajo

Re: Examen Teorico-Practico. Sala 241 [Mithrandyr]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.