Star Wars Revolution
Star Wars Revolution


¡Bienvenido a SWR!, el foro de Rol interpretativo de Star Wars donde podrás experimentar al máximo este lejano, muy lejano universo.

Eres nuevo y no sabes por donde empezar? ------> Cliky.

¡Ah!, y no olvides presentarte en Sociedad o cosas horribles le pasarán a tu personaje U_U. Cliky.

Disfruta y Diviértete, pues todo esto está hecho para el goce de todos.

¡Saludos!

Serenidad [Libre a cualquiera]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Serenidad [Libre a cualquiera]

Mensaje por An've el Jue Nov 26, 2009 12:59 am

- Son muy nutritivas ¿eh? – Bromeaba un muchacho que jugaba con las gachas que estaba comiendo, las levantaba con el tenedor y las dejaba volver a caer para observarlas con cierto asco. Era un youling relativamente nuevo en el templo, tendría unos diez u once años, y se trataba de un niño de lo más extrovertido y metomentodo. An’ve no se preocupaba siquiera por prestarle atención, incluso cuando le dirigía la palabra. Más tarde o más temprano aprendería, como el resto de sus compañeros, que no era la chica más habladora del lugar.
En esa ocasión se encontraba leyendo en vez de comiendo, tenía las piernas recogidas y cruzadas encima del banco y apoyaba el libro en su regazo, así pues tenía la espalda inclinada hacia delante y el cuello torcido hacia abajo. Sus ojos iban de una línea a otra a considerable velocidad, pero quien la observara con detenimiento se daría cuenta de que en varias ocasiones detenía el ritmo de lectura y retrocedía a líneas anteriores para repetir un tramo que la interesara en especial o que no comprendiera en primera instancia.

Nunca se había preguntado que haría si alguien la molestaba, pues todos los youlings solían ser amables, o como mínimo, mostraban la suficiente deferencia para no entrometerse en sus reclusiones de la sociabilidad. Pero cuando un pequeño montón de gachas aterrizó sobre la página que estaba leyendo consideró que el momento de hacerse la pregunta había venido muy de golpe. Frunció el ceño y levantó la mirada, no necesitaba ser maestra para dar con el culpable, que enseguida mudó su expresión risueña – como si hubiera despertado a un Dragón Krayt –.

- Estás excitado porque todo esto te parece nuevo y emocionante. – Le habló en un tono bajo, sereno e impersonal, igual que podría haber hablado con una pared. – Para ti los Jedi son grandes héroes, y no cabes de gozo por estar en el templo, entrenándote para algún día llegar a ser uno de ellos. -
El niño no dijo nada, ni siquiera se movió, pero ella había visto a muchos chicos que entraban en la academia con la suficiente edad para que por sus oídos pasase toda suerte de historias que despertaban su imaginación hasta límites insospechados, y lo entendía. Era capaz de imaginarse a si misma en el papel de ese chico y comprender que su actitud habría sido la misma.
Agarró una servilleta de tela de la mesa con la cual limpió la hoja del libro. Si, por la mirada algo asustada que captaba de aquel muchacho, este esperaba algún tipo de agresión verbal o física, ya podía esperar sentado.

- Relájate, echa hacia atrás los hombros y respira lentamente. Inspira… Vamos, inspira… Eso es, expira… Otra vez. Lo primero que tienes que hacer es aprender a controlar tus emociones. La excitación tiene sus ventajas, emprenderás tareas con más energías que otros, pero también tiene sus inconvenientes. Te deja vulnerable a las desilusiones y no todo lo que verás es como esperas que sea. Tendrás que aprender ciencias e historia, mapas de navegación… - Casi sonrió al ver que el muchacho, que ahora la escuchaba con más tranquilidad, torcía el gesto. Lo había calado. – Meditarás, y aprenderás a controlarte.

- Pero… ¿Por qué? -

Era impresionante como una pregunta tan sencilla podía resultar turbadora. ¿Por qué controlar sus emociones? Había muchas respuestas, algunas que las contaban los maestros, otras que estaban implícitas en el código y unas pocas, aunque las más importantes, que debía descubrir cada uno por su cuenta. ¿Hasta que punto sería bueno para el chico que ella le facilitara alguna de esas respuestas?

- Porque nos ayuda a estar en mejor comunión con la fuerza, y potencia nuestras habilidades. – Era cierto, por lo que sabía, pero una respuesta incompleta. Aún así consideró demasiado peligroso hablar a un niño que apenas empezaba sobre el lado oscuro, no estaba preparado para esa respuesta. Claro, que sabía que con una tan simple lo contentaría ahora que lo que más le importaba, seguramente fuesen los saltos, las piruetas, y que le dieran un sable de prácticas.

- Déjame seguir leyendo, por favor. – Le atajó antes de que pudiera preguntarle nada más, no quería que se prendara de ella y la convirtiera en alguna especie de guía, no le seducía la idea de aguantar a un niño todos los días. Por desgracia, la hora de los almuerzos había acabado y con ella, su lectura por el momento…

Offrol: Perdonadme el título, pero no se me ocurría nada mejor Razz
avatar
An've
Younling
Younling

Cantidad de envíos : 4
Fecha de inscripción : 23/11/2009

Hoja de Personaje
Habilidades/Dotes/Poderes:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Serenidad [Libre a cualquiera]

Mensaje por Invitado el Lun Nov 30, 2009 1:44 am

Mecánico ulular, nace de los paneles de comunicación y se expande por aquel entorno en un instante. Intermitente sonido en cual su suave eco anuncia el fin del periodo de almuerzo.
Murmullos, susurros que terminan conversaciones, platos y charolas que entran en contacto tras la comida finalizada acompañan aquel desfile sonoro junto al sonido de las sillas que se reacomodan, era hora de proseguir la diaria actividad de un Jedi.


Un zumbido inesperado. La metálica puerta del comedor se despresuriza activada desde el exterior; sus sistemas rechinan, el pesado obstáculo cede y tras el la siniestra silueta se vislumbra ante la atención atraída.
La aparición sombría yace en pie, inmóvil, silenciosa como un espejismo. Su ser parecía rasgar el espacio tiempo como una perturbación en la Fuerza que no deja sentir su propia aura vital, su energía era oculta por ella misma, aquella mujer era un vacío imperceptible incluso para un Jedi y era ello lo que crispaba los nervios a más de uno.


La inmovilidad se rompe, el espejismo cobra vida a cada rechinar de sus botas. La oscura suela de caucho se adhiere a la superficie del suelo dejando una sonora impresión a cada paso. Su rostro es enmarcado por las hebras azabache que caen por sus hombros en el vaivén de su andar, oscilaban libres a cada paso de la pelinegra. Sus pómulos blanquecinos resaltan aquel dorado fulgor, aquel ámbar en el iris de sus ojos que se encendían como una llamarada al recibir el brillo artificial de la iluminación.


Silencio, inexpresividad rota apenas por el ademán de respeto que su mano derecha esgrime hacia uno que otro Maestro Jedi ahí presentes hasta que llegó al mostrador.
Un rápido vistazo, el dorado haz de sus ojos danzaba en un ágil mover de contenedor en contenedor y estantes de alimentos hasta que hubieron estado de acuerdo, vista y extremidad, haciéndose de una botella de jugo que tomó en su mano derecha.
Su mano zurda hizo lo mismo. El cuero oscuro de sus guantes se impregnó del hálito frío y humedad que cubrían a cada frasco del vítreo y translúcido cristal donde habitaba el líquido color naranja.


Tal como llegó el espejismo hubo de retirarse. Pero no junto a los presentes que se retiraban tras el aviso de fin del periodo de comida, al contrario, su paso la llevó hacia una ya desocupada mesa en que se instaló.
Su espalda recae sobre el respaldo de la silla buscando el soporte de esta, su pierna derecha sostiene a la opuesta tras extenderse y acomodarse sobre otra silla en tal cómoda postura. Un suspiro nace de sus labios, lo exhala con cierto placer ante el confort de su descanso y la vista, la planicie de Dantooine se alza libre a su apreciación.
Los demás se habían marchado o eso hubo esperado, aquel mirar ámbar yace cautivo del páramo natural lleno de vida de las afueras del Templo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Serenidad [Libre a cualquiera]

Mensaje por will_bringlight el Lun Dic 28, 2009 10:31 pm

- Un joven youngling ingresa en el recinto.

Inconciente tal vez de que el horario de almuerzo ha finalizado, comienza a limpiar su cara con una toalla humeda.

Tras ello, enjuaga sus manos, para poder comer.

Toda esta limpieza, cuya necesidad fue generada por un arduo entrenamiento matutino, es seguida por el gracioso temblequeo que frutas y plato realizan al ser movidos, uno a uno, con esfuerzo por el Youngling. Incluso el almuerzo no es descanso para quien espera con ansias su examen.

Algunos maestros podrían regañarlo por utilizar La Fuerza para tal simple tarea. La verdad es que Will no considera esto un crimen. La Fuerza es tan parte de él como las piernas que lo mueven de lugar en lugar, o la nariz que le provee oxigeno a sus pulmónes...y nadie lo regaña por utilizarlos.

En otro contexto, fuera de la academia, Will entendería perfectamente la limitación de utilizar La Fuerza solo cuando fuera necesario. Ante otros seres, no adeptos a La Fuerza, podría provocarles recelo.

Pero aquí, en la Academia, donde todos son sintientes, no entendía cómo podía molestar. Si La Fuerza aceptaba ayudarlo a armar su bandeja, Will se lo agradecía armonizandose con ella en una meditación pre-almuerzo.


Tomando un asciento, inadvertido de la presencia de otros por el apuro, se dispuso a meditar...para luego llenar su crujiente estómago de comida.

Se había entretenido tánto con las prácticas de sable...que había olvidado por completo almorzar...hasta que su quejoso estómago se lo recordó. -


Última edición por will_bringlight el Lun Ene 04, 2010 3:29 am, editado 1 vez

will_bringlight
Younling
Younling

Cantidad de envíos : 4
Fecha de inscripción : 09/12/2009

Hoja de Personaje
Habilidades/Dotes/Poderes:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Serenidad [Libre a cualquiera]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.