Star Wars Revolution
Star Wars Revolution


¡Bienvenido a SWR!, el foro de Rol interpretativo de Star Wars donde podrás experimentar al máximo este lejano, muy lejano universo.

Eres nuevo y no sabes por donde empezar? ------> Cliky.

¡Ah!, y no olvides presentarte en Sociedad o cosas horribles le pasarán a tu personaje U_U. Cliky.

Disfruta y Diviértete, pues todo esto está hecho para el goce de todos.

¡Saludos!

Jack Darkligth [República/Jedi]

Ir abajo

Jack Darkligth [República/Jedi]

Mensaje por Jack el Lun Dic 07, 2009 7:05 pm

Ficha de Jack Darkligth



Nombre: Jack

Apellido: Darkligth


Especie: Arkaniano

Edad: 16

Facción: Republica

Profesión: Jedi

Rango: Youngling

Descripción:

- Físico: Piel extremadamente pálida, típica de los de su especie, al contrario que su pelo, que es de tonalidad negra, o de sus ojos, los cuales, fuera de ser completamente blancos son penetrantes, con iris de color esmeralda y pupilas rasgadas como las de un gato, su rostro esta compuesto de rasgos finos, fríos y elegantes. De físico esbelto y afelinado, ligeramente mas alto de lo normal, 1,79. Aparte de algunos de los anteriores detalles puede ser perfectamente confundido con un humano, al tener la formación y número de dedos normal, junto a todos los demás rasgos típicos de algunos Arkanianos modificados a los humanos.

Suele ir siempre vestido con unos pantalones blancos levemente sport y ligeramente anchos, un chaleco blanco sin mangas, con cuello alto, ligeramente abierto y un tanto desgastado. Además también suele llevar unos guantes con los dedos cortados hasta poco antes de los nudillos, legando estos hasta quedar a la mitad de codo y hombro. Sobre esto y en las contadas ocasiones que no lleva la túnica Jedi, la cual también es de color negro, lleva una gran chaqueta negra, de manga larga, con capucha, cremallera que va de poco mas abajo de la cintura al cuello, y de una longitud que le llega hasta mas abajo de las rodillas.

- Psicológica: Debido a la gran tensión a la que ha sido sometido durante su infancia y parte de su adolescencia, ha desarrollado cierta desconfianza ante el primer contacto con cualquier persona, mostrándose en este frío y observador, si bien puede ser galante sin ningún tipo de problema según la persona. Fuera de este primer contacto, si desarrolla una gran confianza hacia una persona, perderá su frialdad y será capaz de entregarse por quien sea, si bien no es un punto de confianza que haya llegado a alcanzar demasiadas veces en su vida. A pesar de todo esto, tiene una personalidad cínica y pícara que, si bien oculta por sus otras características, cuando ve la luz puede llegar a crear situaciones o comentarios de los mas peculiares, aunque es un rasgo de u ser latente, por lo que nunca se sabe cuando ni durante cuanto podría salir, si bien puede llegar a ser muy común. De mentalidad calculadora y templante frío en los combates y entrenamientos, pudiendo llegar a resultar algo siniestro e algunas ocasiones, si bien en algunas normalmente conserva su peculiar cinismo, pudiendo llegar a poner a su oponente de los nervios...



Atributos:

Fuerza: 3

Destreza: 7

Sabiduría: 4

Inteligencia: 4

Carisma: 3



Habilidades:

Sigilo



Dotes:

- Competencia con sable láser

- Preparación física


Equipo:

- Vestimenta: Estándar (En la apariencia)

- Obj. Personal: Ninguno por el momento.

- Cinturón Epra: Cinturón de trabajo adaptado por la compañía Epra en el que se encuentran una serie de pequeños compartimentos donde se pueden guardar todo tipo de cosas.



Historia:

Sistema Perave - Espacio Sith - Arkania ... 8 años atrás.

¿Donde está el niño?

El hombre encapuchado miró a todos los científicos presentes en la sala, a la espera de su ansiada respuesta... Que parecía no estar dispuesto a permitir que se alargara mas tiempo en aparecer.

No creemos que sea adecuada su observación el día de su prueba

La que había hablado era una mujer, atractiva a pesar de los trapos de científica que llevaba. Mientras decía su opinión, que al parecer era también la del resto de los presentes, se adelantó hacia el Lord... Aguantando el resto de los presentes la respiración, sabiendo lo que esta iba a hacer, y como podría reaccionar alguien e la categoría del interrogador... El Lord Sith encomendado a ese proyecto. No sería la primera vez que uno o varios científicos durante esa operación hubieran sido degradados a un puesto mas bajo, si posibilidad de ascenso tras encararse a este... Pero, tras las siguientes palabras de la mujer, el miedo al descenso desapareció... Sustituyéndose por un repentino miedo a la muerte.

De hecho, no creo que se debiera seguir con este experimento... ¡Maldita sea, es un niño!

La científica volvió a abrir la boca, al parecer para emitir unas nuevas palabras... Pero una repentina luz roja suprimió cualquier posibilidad de habla, al atravesar el cuerpo de esta, para luego disiparse, mostrando tras que el cuerpo inerte cayera al suelo, la empuñadura de un sable láser, que poco tardó en volver a ser guardada, retirándose tras esto el "interlocutor" la capucha... Sus ojos, bueno, su ojo, tenía el iris de color rojizo, mostrando hallarse corrompido por completo por el lado oscuro, su otro ojo se encontraba cerrado, probablemente al serle imposible abrirlo a causa de la cicatriz que recorría este, desde mas arriba de la pestaña.

Creo que Aima tenía un punto de vista equivocado... Por supuesto que podrá observar la prueba de madurez del individuo, síganos por favor, y le llevaremos a la zona de observación del combate...

Por primera vez, y si bien siniestra, un lev gesto de sonrisa se extendió por el rostro del lord, haciendo al tiempo un gesto de mano que indicaba a todos los presentes que le guiaran... Saliendo de la habitación, dejando el cuerpo de Aima en el suelo... Un leve movimiento casi imperceptible de lo dedos mostró el error cometido al darla por muerta... Claro que nadie en ese momento se encontraba mirandola como para percatarse de aquel punto en cuestión.
----------------------
Ahora todo el grupo al completo se encontraba en una habitación de reducidas proporciones, en la cual, en una de las paredes se hallaba un cristal, a modo de ventana hacia una sala de proporciones mayores... Dicha sala era de grandes proporciones, color blanco por completo, o así debería ser, dado que en muchas zonas se encontraban manchadas de sangre... Destacando así el rojo en algunos sectores. En el centro de la habitación, sentado y hecho un ovillo agarrado a sus piernas, se encontraba la figura de un niño, al lado del cual, una espadada medieval, bañada en sangre, brillaba aún a causa del reluciente líquido que la envolvía.

¿Es algo de la sangre suya?

No señor... En combate ya está desarrollado, aunque aún quedan algún problema por pulir. Por el resto, nuestra debilidad genética a la luz extrema y al calor ocular le ha sido cubierta, al igual que le hemos aumentado su agilidad y su capacidad de sigilo, tal y como solicitó hace ocho años... Todo esto ha sido gracias a un nuevo experimento, le hemos alterado genéticamente, añadiéndole rasgos propios felinos que han cubierto el déficit ocular y mejorado su capacidad de combate.

Perfecto. Quiero verle en acción... Y recuerda lo que puede ocurrir si te niegas.

El científico, con una cara de terror mas que perceptible asintió, dirigiéndose hacia un panel que se hayaba en uno de los lados de la estancia y apretando un par de botones, haciendo que dos puertas de la estancia contigua comenzaran a abrirse...

El chico se levantó con rapidez, empuñando su espada, mirando intranquilo aunque sin mostrarlo a ambos lados, por los cuales se abrían de nuevo esas odiadas puertas... ¿Porque tenían que hacerle eso? No lo sabía, pero había sido así desde que tenía memoria... Tratado por todos como un arma, menos por ella, aunque fueran pocos los momentos en los que la permitían verle... Dos figuras armadas salieron de las recién abiertas compuertas, comenzando a correr hacia el chico de ocho años, con una clara intención de matarlo. Nada mas que llegaron a su lado, el joven simplemente se apartó de sus ataques... Se notaba que no habían recibido ningún tipo de entrenamiento, tan solo movían las armas en busca de cortar algo, habría sido fácil terminar co ellos en es momento pero...

¿Por que no los ha matado ya? Se nota claramente que tiene el nivel para hacerlo... ¿No me diréis... que este es el fallo del que me hablabais?

El tono de voz del Lord no era especialmente permisivo a un comentario que no le agradara... Mientras tanto, el chico continuaba esquivando golpes, o desviándolos con la espada, sin decidirse a dar el golpe normal.

Verá... En realidad si. No sabemos por que es, pero el chico no es capaz de acabar con sus oponentes hasta que no se ve contra las cuerdas... Y sus ojos, aún...

El Sith continuó observando con atención el combate, exaltándose al momento de ver algo que no le agradó para nada, gracias a haberse fijado con mas atención en el chico. Acto que le hizo volver a extraer y activar su sable laser, el cual apuntó hacia la cabeza del que ahora parecía ser el científico jefe.

Sus ojos... ¡Aún son puros! No tiene la marca del lado oscuro. Desde su nacimiento hasta ahora torturándole, haciéndole combatir y asesinar al que se le ponga delante... Algo habéis hecho que ha alterado el proceso ¿De que se trata...?

Su madre... Hemos tenido que permitir que su madre le viera de vez en cuando y creemos que eso puede haber alterado el proceso mas de lo esperado, pero ya no sucederá mas, es imposible ue vuelva a verla.

Mientras tanto, en el campo de combate, los dos individuos contratados para hacer un trabajo que en principio creyeron sería fácil, se encontraban sorprendidos, aunque sin desistir... Logrando tras una jugada sorpresa acorralar al chico, usando ese momento lo dos para atacar a muerte... Ahora ya no le quedaba otro remedio... De un movimiento rápido ascendente, las manos de el primero de los atacantes se separaron, junto a su arma, del resto del cuerpo, volando por el aire sin paradero preestablecido, tras esto, el chico giró 180º sobre si mismo realizando un movimiento pendular, mientras apuntaba su espada hacia el costado del segundo, atravesándole en el corazón, para, con un tercer movimiento y aprovechando la fuerza usada al retirar el arma, cortar la femoral del primero... Soltando tras esto la espada de golpe. La cual cayó inerte, junto a los cuerpos de sus dos atacantes... Se había visto obligado a volver a hacerlo.

¿Como se que la madre o volverá a entrometerse? Ahora dime quien es y donde se encuentra...

Señor... Se trataba de la supervisora Aima, acaba usted de matarla. Por eso no quería que se continuara con la investigación. De hecho e unió solo para poder entrometerse en la operación, pero al ser nuestra superiora no teníamos manera de enfrentarla...

De nuevo y por segunda vez en el tiempo en el cual había estado presente, el Lord sonrió maléficamente... Aunque esta sonrisa fue cortada nada mas que la puerta se abrió, mostrando al otro lado a la científica Arkaniana, con un arma de fuego en la mano, y la otra en su herida, cicatrizada gracias al propio sable láser, apuntando directamente al Lord, mientras se apoyaba en el marco de la puerta para mantenerse en pie con facilidad.

¿Te piensas que vas a poder hacerme algo con un blaster?

Como respuesta, la mujer apretó el gatillo, haciendo que el arma disparara, tras un fuerte sonido de disparo, no de blaster, si no de un arma de fuego, si bien de proyectiles, no tan corriente... La bala fué interceptada por el sable de luz, como era de esperar, aunque igual no era de esperar el siguiente resultado, e igual interceptar tampoco fuera la palabra adecuada. Nada mas hacer contacto con el metal del disparo, la hoja de luz se apagó, impactando la bala contra el pecho del Sith, una detrás de otra, hasta hacer un total de tres disparos. Tras los cuales el Lord, moribundo, sintiéndose ante todo humillado cayó al suelo, comenzando a buscar el trasmisor de su cinturón.

Cortosis... Como una simple científica...

Encontrar los materiales y el método fue lo mas fácil... Pero tarde casi ocho años en lograr moldearlo con los escasos conocimientos de alquimia que tengo ya que aunque sea su madre la fuerza no es tan notable en mi. De todos modos, ha sido un tiempo bien aprovechado... Y ahora. - Sin mas, apretó de nuevo el gatillo, encajando en esa ocasión el disparo en la cabeza del Lord, tras lo cual Aima apuntó en aquella ocasión al científico que se encontraba al lado del panel de controles, aún ayudándose con el marco de la puerta para tenerse en pie - Abre la salida principal y activa el micrófono.

El chico volvía a encontrarse hecho un ovillo en el suelo, esperando con desgana a que volvieran a ponerle a prueba, deseado que no sucediera. Se levantó de golpe, agarrando la espada de nuevo, nada mas oír como una nueva puerta se oía, extrañado ante todo, dado que había pasado demasiado poco tiempo como para otro combate... ¿No había conseguido Aima reducir a lo mínimo posible aquellos enfrentamientos?. Había sentido unos instantes atrás como casi toda su vida había desaparecido, lo había sentido de aquella manera que solo el era capaz, y ahora estaba aun mas asustado de haberla perdido.

¡Jack! - La voz procedía de el sistema de megafonía, y se trataba de la voz de Aima, lo cual hizo que el pequeño se relajara levemente, mas aún al ver que la puerta abierta era la de salida, puerta que no se abría desde varias semanas atrás. - ¿¡Madre!? Jack, quiero que salgas y te dirijas hacia la salida subterránea, el código de la puerta es 3628, no lo olvides... Yo iré contigo en cuanto pueda - El chico se quedó dubitativo, por el tono de la voz de su madre, sabía no solo que le estuviera mintiendo en lo referente a que fuera acompañarle, si no que algo malo la ocurría. Pero antes de que pudiera protestar, la científica volvió a hablar de nuevo. - ¡Vamos! Esta es mi primera orden como tu madre, tienes que hacerme caso, te prometo que siempre estaré contigo... Esta es nuestra mejor oportunidad... ¡Corre!

Con las que serían las últimas lágrimas de Jack, este comenzó a correr hacia la salida, recorriendo tras esto los conocidos pasillos del centro, hasta llegar a la salida subterránea, aquella que solo era para emergencias. Tras introducir los dígitos en el panel de la puerta esta se abrió hacia un lado, tal y como Aima había pronosticado, cerrándose después de que Jack saliera, permitiendo al chico continuar corriendo por el subterráneo, recorriendo los kilómetros de oscuridad casi plena que formaban este, si bien esta oscuridad no era un problema para los ojos felinos de este. Tras unos minutos corriendo, toda la gruta tembló durante unos segundos, antes de volver a la normalidad y permitir que el pequeño continuara su carrera, hasta lograr alcanzar la luz y salir por primera vez en su vida al exterior, girándose nada mas salir hacia el laboratorio de investigación, momento que marcó su vida para siempre, al ver como este se encontraba derruido, al parecer por una explosión interna... Y es que seguramente Aima hubiera activado la autodestrucción, borrando así cualquier acción que pudiera encaminarse en el futuro a la persecución de su hijo...

--------------------

Ya han pasado ocho años desde el incidente del laboratorio y de la explosión. Durante este tiempo, Jack ha conseguido sobrevivir gracias a sus habilidades de sigilo y agilidad, manteniendose con la comida que ha sido capaz de ir cogiendo sin ser atrapado. Y en un golpe de suerte, tras una serie de infiltraciones ha logrado introducirse en un carguero mercante cuyo siguiente objetivo se encuentra en el planeta en el cual se haya la orden Jedi.

Fue creado como un prototipo de soldado Sith, un arma que serviría para terminar de erradicar la luz del mundo, un arma oscura... Pero en lugar de eso piensa convertirse en alguien con el objetivo de erradicar la oscuridad, y darle un nuevo enfoque a la luz, si bien no distinto, si que demostrando, que el nacimiento no marca el futuro de la persona, si no sus intereses, ha pasado de ser la oscuridad a la luz, una luz marcada genéticamente, una luz negra, que será usada para combatir la oscuridad pura, no por venganza, si no para evitar a todo el que le fuera posible lo que le ocurrió a el. Haciendo así homenaje a el apellido que heredó de su madre. A partir de ahora y para siempre, su nombre será Jack Darkligth.


Última edición por Jack el Lun Dic 28, 2009 11:56 pm, editado 1 vez
avatar
Jack
Padawan Jedi
Padawan Jedi

Cantidad de envíos : 38
Fecha de inscripción : 07/12/2009

Hoja de Personaje
Habilidades/Dotes/Poderes:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Jack Darkligth [República/Jedi]

Mensaje por Invitado el Lun Dic 07, 2009 7:19 pm

Muy buena historia, y ficha en general. Luego de mucho es la segunda vez que leo una ficha tan buena.
Nada más que escribir, tu ficha está APROBADA.

Bienvenido.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.